La pornográfica industria de la música

Si de algo podemos presumir por la península, es de tener un alto porcentaje de “artistuchos” viviendo entre Miami y Puerto Banús (Enrique’s Iglesia’s…Bisbale’s…). Personalmente no me importa que si un compositor musical o un cantante hace bien su trabajo, pueda permitirse esta clase de vida. Pero no es así, ya son muchos años enriqueciendo a gente como La oreja de Van Gogh, Melendi o El canto del loco, y no creo que este sea el camino a seguir si queremos que nuestro hijos tengan la opción de escuchar buena música durante su adolescencia.

Recientemente vi un vídeo en Youtube de una probre adolescente intentando justificar y defender a uno de estos “proyectos marketinianos” estadounidenses, un tal Justin Bieber. La verdad es que no supe si sentir vergüenza o pena. Ver a una inocente niña no mayor de quince años, defendiendo algo superfluo y producido solo con la finalidad de robarle su propio dinero, fue una escena bastante penosa. ¿Es esto a lo que hemos llegado?

Abundan también por la red ejemplos de gente que sin apenas conocimientos de solfeo o de canto, son capaces de crear composiciones musicales tipo “40 principales” en apenas unas horas. Si a esta gente se le inyecta un par de millones de euros en publicidad, alguna llamada de un contacto para que la ponga en la lista “top” de la radio “top” de adolescentes, conseguirán que en unos días todo el mundo la escuche y la cante, y ya tenemos aquí a otro grupo que arrasa en las listas de ventas.

Lo entenderéis mejor viendo un par de ejemplos de canciones con ritmo, pegada y buena voz, acompañado de una historia romántica y pegadiza no tendrá adolescente que se pueda resistir.

El primer ejemplo se trata de un par de chicos que con un ordenador portátil, un sofá y un micro son capaces de crear un tema “top 40”, y en apenas ocho horas.

El segundo ejemplo es el de Jon Lajoie, un personaje que se dedica a crear vídeos de crítica y burla de muchas situaciones cotidianas a las que estamos ya acostubrados. En este caso la burla va dirigida a las producciones de música pop y a sus incondicionales fans. ( podéis leer la traducción clickando el botón “cc”, en la parte inferior del vídeo)


Si a esto es a lo que hemos llegado, no quiero imaginarme lo que escucharán y bailarán nuestros hijos o nuestro nietos, pero no os creáis que estamos muy lejos de verlo, y sino mirad quién es la nueva estrella de pop en Japón.

Espero que la época de las vacas gordas de la industria de la música haya terminado, y que vuelvan los artistas que cantan y componen porque así lo sienten, y no solo con la finalidad de fama y riqueza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s