Si Punset lo dice será por algo…¡No al apoyo de la ley SINDE!

Los que nacimos a finales de los 70, principios de los 80, hemos vivido unos tiempos cambiantes pero a la vez llenos de libertad. Pasamos de jugar con muñecos de He-Man a jugar al Donkey Monkey, más tarde a la Game Boy, luego a la Super Nintendo y así sucesivamente, y sin darnos cuenta, llegamos a jugar con las aplicaciones de juegos de Facebook, por supuesto, vía internet. Que años aquellos, de libertades y sensaciones, donde nos creíamos ser los reyes de todo. Hubieron momentos en que llegué a pensar dónde estaría el freno a tal evolución tecnológica, incluso a tanta evolución social. La gente empezó a comunicarse con más frecuencia, a tener acceso libre y directo a la información (gracias Wikileaks), a poder compartir música y vídeos, en resumidas cuentas, a aprovechar las ventajas que la vida nos brinda para que esta sea más entretenida, e incluso fácil de llevar.

Que sueños los míos cuando pensaba que esto no tendría fin, que iluso fui al creer que la democracia significaba: el poder es del pueblo y para el pueblo, y que estúpido fui al permitir que mi voto terminara por censurar mi libertad. La tiranía de los que gobiernan siempre estará por encima de nuestras libertades, controlando nuestros excesos de felicidad y de evolución como sociedad. Ya sea por querer demostrar que ejercen algún trabajo, o por miedo a que demasiada libertad haga caer este sistema democrático, ya denominado por algún pensador como la dictadura mejor aceptada por el pueblo, nuestros gobernantes a través de la ley SINDE, han conseguido quitarnos lo que a nuestros padres tanto les costó conseguir.

Ministra Ángeles González-Sinde, debería algún día bajar del pedestal donde está subida, debería sentarse con sociólogos, pensadores y gente de a pie. Preguntarle a Alex de la Iglesia el porqué de su decisión, o al Señor Punset el porqué de sus declaraciones. O quizá debería simplemente replantearse si usted tiene el derecho a promulgar y llevar adelante una ley retrograda y prohibitiva, mediante la cual se adjudica el poder de decidir que está bien y que está mal (como la iglesia tantos años a hecho y ustedes han criticado).

Señora Sinde, no cometa el mismo error que el último gobierno cometió al no escuchar al pueblo y llevarnos a una guerra sucia y perversa como la de Irak. No crea que usted tiene la razón absoluta cuando hay tanta gente en contra suyo, y lo más importante, no olvide que usted está donde está porque el pueblo lo ha querido así.

Os adjunto un link de un interesante artículo sobre el tema y un entretenido vídeo que documenta la “situación” SINDE que hemos vivido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s