Spotify no acierta con su primera campaña

Spotify

Lo primero que pensé al enterarme que Spotify se aventuraba a lanzar su primera camapaña publiciaria fue: ¿Qué temas musicales van a usar?

Desconozco si se trata de una estrategia de lanzamiento para posicionar la marca como algo más que un servicio que ofrece música, pero está claro que si Spotify ha decidido crear estos tres vídeos sin utilizar ninguna canción, por algo será ¿Quizás consideran que Spotify es una experiencia superior al simple hecho de escuchar música? En todo caso, creo que no ha sido una estrategia acertada.

Visualmente los tres vídeos son muy diferentes, pero en los tres casos intentan transmitir las sensaciones de la música, pero sin música, y creo que no lo han conseguido. Camara lenta, primeros planos, luces y sombras…no ha sido suficiente y más teniendo en cuenta que si lo hubieran acompañado de alguna canción, hubieran transmitido mucho más. No sé a vosotros, pero a mi no me han despertado ningún tipo de sensación.

En todo caso, felicitar a Spotify por iniciarse en el mundo publicitario, y animarle a probar diferentes agencias hasta que encuentre quien pueda potenciar su comunicación.

 

Anuncios

Prostitutas de Louis Vuitton

Vuitton

Incoherente, inaceptable e intolerable. Hoy veremos un claro ejemplo de vídeo promocional que en vez de construir marca, lo que hace es destruirla. Y es que los señores de Luis Vuiton  se han lucido con el lanzamiento de su colección primavera-verano.

Hace apenas un mes veiamos como Desigual lanzaba el vídeo promocional de su nueva colección. Un vídeo que construía y transmitía los valores de su marca. Quizás James Lima, responsable del vídeo de Louis Vuitton y de vídeos para otras firmas de lujo como Versace o Prada, debería fijarse más en el trabajo de Desigual antes de realizar esta clase de vídeos.

¿Qué coherencia tiene presentar tu próxima colección de ropa con unas jóvenes apenas vestidas y ejerciendo la prostitución en la calle? ¿Qué aporta esta escenificación a la marca? ¿Qué insights se han tenido en cuenta para esta creatividad? Y así podría seguir bombardeando de preguntas al director de marketing o comunicación de la firma de moda.

Es una pena que marcas con nombre y capacidad para invertir en comunicación realicen campañas como esta, que no hacen más que desprestigiarlas y perjudicar a su imagen.

Publicista no te prostituyas, respétate y respeta a los demás.

Hoy es la primera vez que escribiré un post sin fotos ni vídeos, sé que no es tan atractivo ni divertido, pero lo hago así, no sólo por respeto a nuestra profesión, sino también por respeto a los ciudadanos de este país.

Esta semana hemos podido ver la nueva campaña publicitaria de un recientemente Banko nacionalizado, que nos ha llevado a la ruina del país. Un Banko que a base de chanchullos, inversiones descontroladas, créditos podridos en infraestructuras faraónicas y millonarias bonificaciones a sus directivos, ha generado una deuda a nuestro país que vamos a tener que pagar nosotros, nuestros hijos y nuestros nietos.

¿Y qué decir de aquellos que se aprovechan de esto para hacer negocio? MIERDA.

Eso es lo que le digo a Publicis, la agencia que ha osado hacer la campaña “Dar cuerda” para este Banko. Te voy a explicar lo que es dar cuerda señor Publicis: dar cuerda es ayudar a las más de 3 millones de familias españolas que viven en la absoluta pobreza, ayudar a los más de 100.000 jóvenes con estudios superiores que han abandonado el país desde el inicio de la crisis para poder trabajar, ayudar a aquellos ancianos que han cotizado toda su vida y que ahora no pueden acceder a los mínimos servicios sociales, ayudar a todas las pymes que están cerrando porque no hay crédito…¿sigo?

No soy matemático, ni economista, pero hay una cosa que sí sé, y es que yo con 37.000 millones de euros doy cuerda para mucho Rato.

Hace poco vimos como el programa televisivo “La noria” se quedaba sin anunciantes durante un tiempo debido a la polémica entrevista que realizó su presentador, Jordi González, a Rosalía García, la madre del El Cuco, menor condenado por encubrimiento por el caso de Marta del Castillo, previo pago de 10.000 euros. Quizás las agencias deberíamos también recapacitar, y empezar a analizar y valorar que marcas se merecen nuestro respeto. Puedo entender y entiendo, que un cliente como este Banko es apetecible y rentable, pero por favor, llegar al cinismo de presentar una propuesta que diga: Entre todos tenemos que dar cuerda. Eso sí que no puedo entenderlo.

Publicista, no te prostituyas. Siempre reivindicamos nuestro papel en la sociedad y en cómo podemos ayudar a mejorar las cosas. Quizás en vez de lloriquear todos los días, deberíamos dar un paso firme y ganarnos el respeto, y desde luego con campañas como esta no lo conseguiremos.

Ah, por cierto, si alguien tiene estómago puede ver aquí la campaña.

El cerdito valiente @oik_oink

carlitos y patricia fans for brands

Hoy me despierto y al abrir una de mis redes sociales me encuentro con el alegre mensaje de una agencia que ha conseguido que la remuneren por un concurso. Acompañando esta grata noticia hay una carta abierta que esta misma agencia escribió hace cosa de un año “Reflexiones cerdas. 010. Carta abierta a MSF”. Una carta que pocos se atreven a escribir, pero que muchos pensamos. Unos dirán que es una agencia que se lo puede permitir y otros dirán que es muy fácil decírselo a un ONG y no a un gran cliente, pero más allá de estas nimiedades, no hay ni una sola reflexión en esta carta que no sea una gran verdad.

Si tuviera que poner un título a esta carta, sería: Pensar es gratis, ¡idiota!

Quizás las agencias deberíamos reflexionar, debatir, consensuar y por qué no, amarnos un poco más. Si hoy nos sentáramos todos los representantes de las agencias de publicidad y firmáramos que no nos presentamos a ningún concurso más, a menos que sea remunerado, los clientes se verían obligados a reflexionar y quizás a cambiar este absurdo modelo. Ellos en el fondo son aquel cacique, que desde sus aposentos, manda y ordena mientras el resto obedece sin rechistar.

En mis carnes he vivido presentar más de 20 propuestas creativas para un concurso sin remuneración, horas y horas de trabajo, prisas, malhumor, broncas con compañeros, mientras que ese cacique disfruta del fin de semana comiendo unas gambas con champagne a la espera de que la agencia resuelva lo que su incompetencia como cliente no le permite resolver.

En fin, nada de lo que escriba va a sorprender a cualquiera que esté trabajando en publicidad hoy en día, pero sí a aquellos que vivieron la época del respeto por los profesionales de la publicidad que sabían de lo que hablaban y que eran escuchados y valorados por aquellos que no sabían de lo que les estaban hablando.

No quiero acabar sin dar las gracias a esta agencia que se atrevió a escribir una carta abierta nombrando sin reparo al cliente con el que tuvo el conflicto, mostrando así una realidad que todos vivimos, pero que pocos hacemos por cambiar.

¡GRACIAS!

La vergüenza de LOEWE


De la indiferencia a la repugnancia hay una línea tan fina que no sé si cerrar lo ojos o salir a la quema de brujas, así resumo mis sensaciones de hoy al ver este espeluznante video. Me gustará ver y oír las distintas formas de justificar dicho proyecto: “Es momento de transmitir alegría” “Los jóvenes tienen derecho a soñar”, pero en ninguno de los casos harán que duerma más tranquilo.

El momento en el que estamos debería hacer reflexionar a las marcas de lujo sobre si hacer este tipo de campañas, no solo por empatía con la mayoría de humanos, sino porque las consecuencias reales pueden ser las de ver dañada aún más su imagen elitista y lejana a la mayoría.

A veces nos quejamos que en el resto de Europa nos ven como el norte de África, y acciones como esta no hacen más que reafirmarlo. Mientras aquí algunos pierden tiempo y dinero en absurdos vídeos, en Francia, las grandes corporaciones firman acuerdos con su gobierno para que les suban los impuestos, conscientes que si la sociedad se ahoga, con el tiempo su negocio también.

Por suerte siempre hay alguien que de una forma rápida y divertida le da un vuelco a la situación y te hace un montaje del mismo vídeo pero bastante mejor. Gracias Gabsbooks

Chupamelox…te hará sentir mejor

Este es el claro ejemplo de una pieza hecha por un cliente: que si quiero decir esto, que si quiero decir aquello, que si quiero el titular más grande, que si el subtitular también. Y al final pasa lo que pasa, que tenemos un pupurrí infumable de frases, que en algunos casos acaban con tremendas consecuencias. Pero, qué difícil es hacer cambiar de opinión a un cliente que no tienen ni idea de publicidad y pretende decirte como hacerla. Pues eso, me despido con una frase que al menos espero os sirva a aquellos que sufrís día a día a este tipo de cliente: Nunca discutas con un idiota, te arrastrará a su nivel y te ganará con su experiencia.

Cuando el maltrato vendió unas bambas…


Voy a intentar no ser muy duro criticando este anuncio de Adidas, puesto que el maltrato es un tema de por si muy duro.

El maltrato, ya se a tu pareja, a tus hijos o a tus padres, es una realidad en nuestra sociedad, pero no por ello podemos hacer uso de el y menos si ese uso es puramente comercial.

Pretender vender unas bambas, mostrando que con ellas puedes correr mucho, tanto como para escapara cada vez que tu padre quiere pegarte, roza lo desagradable. Creo que aquellas personas que hayan sufrido o sufran maltratos, no se sentirán muy aliviadas, viendo que Adidas ofrece las bambas que te ayudarán a escapar de esos puñetazos.

Otro tema, y que no acabo de entender, es el mensaje real que nos quieren transmitir con este anuncio. Entiendo que gracias a estas bambas, cada vez que te quieran pegar puedes correr y huir, pero nunca enfrentarte al problema. ¿Que tu padre es alcohólico? Tú corre. ¿Que tu padre pega a tu madre? Tú sigue corriendo. Pero, donde está el apoyo a las denuncias de maltrato? Creo que dignificaría más a la marca enseñando una carrera hasta la comisaria más cercana para poner una denuncia.

Creo sinceramente que Adidas tiene los suficientes recursos como para vender bambas de una forma más digna y no tener que revolver estómagos para ello. Si seguimos este camino, pronto Durex enseñará violaciones para vender preservativos.